eltiempo-kanala

Últimas Noticias

Balcones al Cantábrico 1 - Kanala

Balcones al Cantábrico

Darse una vuelta por Ibarrangelu es sinónimo de grandes vistas, por algo su nombre significa en euskera pradera profunda. Alargar el recorrido hasta Sukarrieta garantiza un final de cuento. Proponemos en estas líneas un fin de semana por estos dos enclaves pertenecientes a la comarca de Busturialdea, vagar entre sus caminos y recovecos de la mano de excursiones aptas para casi cualquiera. La primera parte del barrio de Ibaeta, en Ibarranguelu, pero llega más allá, hasta Akorda, Gametxo, Laida, Antzora, Laga y Lastarri, en una amalgama de urbanismo, naturaleza y playa con los paisajes como protagonistas. La segunda asciende desde Kanala, en Sukarrieta, al mirador de San Pedro de Atxarre, escenario mágico desde el que otear la belleza del Cantábrico y la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, Patrimonio de la Humanidad.

El primer recorrido es circular. Comienza en Ibaeta, donde existe un parking para dejar el coche. La idea es dirigirse hacia Laga dejando el frontón a la izquierda. Unos 300 metros después el caminante ha de desviarse por la senda a Akorda. Pinos, encinas y robles dominan la ascensión hasta el alto homónimo. Hora de conocer el patrimonio cultural. La pequeña parroquia de Santa María Engracia (XVI), templo modesto de planta rectangular, con su leve coro central; el baptisterio y la torre del campanario a los lados. Los caseríos que adornan el barrio. La antigua escuela de barriadas de una sola planta con la que se pretendía reducir el analfabetismo en las zonas rurales. Y el monolito en memoria del último superviviente de la batalla de Matxitxako, el vecino del barrio Juan Telletxea, que recuerda asimismo a los marinos del Bou Nabarra y del Eusko Itsas Gudarostea.

Observando la escultura aprende el visitante una fecha: 5 de marzo de 1937. Ese día el navío Bou Nabarra, fiel a la República, debió enfrentarse al buque de guerra franquista ‘Canarias’. 49 tripulantes participaron en la gesta de la que solo saldrían vivos 19, uno de ellos era Telletxea. Trasladado a la cárcel de Ondarreta y condenado a muerte junto a sus compañeros, pasó dos largos años entre las rejas de esta prisión, hasta que el antiguo comandante del buque enemigo medió para lograr su libertad.

Balcones al Cantábrico 2 - Kanala

A partir de ahí toca marchar hasta Gametxo, descender después en dirección a Laida. Espectaculares vistas sobre el Cantábrico acompañan la senda. Los ojos alcanzan a distinguir Bermeo, Sukarrieta, la isla de Izaro o la playa de Antzora, entre otros rincones. Ya en Laida, tras deleitarse en la contemplación de este magnífico arenal, los pasos se dirigen hacia el barrio de Antzora, donde esperan las ruinas de otra antigua escuela de barriada. Es hora de empezar a decir adiós al recorrido pues, tras cruzar el barrio de Lastarria, el senderista regresará a Ibaeta.

La segunda ruta promete maravilla hecha panorámica. Se trata de una ascensión hasta el monte Atxarre y comienza frente al alojamiento recomendado en esta página (Kanala Etxea-Hemingway House) por lo que no hace falta vehículo. Imposible perderse, el sendero está bien indicado. Arriba, en la cumbre, aguarda la ermita de San Pedro construida en el siglo XV a 312 metros de altitud. Domina, majestuosa, el estuario de Urdaibai, la desembocadura del río de Mundaka, los pueblos de Busturia, Sukarrieta, Mundaka y Bermeo, la playa de Laida y el encinar cantábrico que parte desde sus confines hasta la ermita de Ereñozar.

Aunque ahora se ha convertido en uno de los miradores más frecuentados de la zona, antiguamente los vecinos subían en procesión hasta el templo el día de San Gregorio para asistir a una misa en la que se bendecía sal. ¿Con qué fin? Ahuyentar a las brujas. El condimento era esparcido por Dantzaleku, lugar situado en el camino hacia Atxarre donde, cuentan, se celebraban akelarres. La sal diluida en agua bendita servía también para bendecir los huertos, rogando por una buena cosecha.

Recomendaciones

Hay ocasiones en las que alojamiento acogedor y entorno perfecto se funden y Kanala Etxea-Hemingway House es uno de esos casos. Decoración cuidada, vistas excelentes a la ría de Urdaibai y trato familiar por parte de Jon e Irune componen algunas de las ventajas de esta moderna casa rural donde reinan el confort y placidez. La figura de Hemingway inspira cada apartamento, recuerda que el escritor conoció esta zona de Bizkaia cuyos lindes visitaría, años después, su nieto con motivo de la inauguración del hospedaje. Desde el edificio se puede ir andando a la cercana playa de Laida o ascender hasta el mirador de Atxarre.

Barrio Kanala, 19, Sukarrieta (Bizkaia). 619560123. casarural-kanala.com.

Deja un Comentario: